Botón pa volver patras

 

Mándanos cartas, costra

 

Que peazo de historia

La historia de este glorioso club se remonta a tiempos ancestrales de los que apenas se conserva documentación y es inherente a la historia del fútbol sala y de los juegos municipales. Asimismo, es imposible entender la historia del distrito Fuencarral-El Pardo sin conocer todo cuanto rodea a esta organización deportiva, social y místico-religiosa.

Hace mucho tiempo, un grupo de valientes guerreros decidió crear un nuevo tipo de sociedad que aunara la nobleza del deporte inglés con la cultura fiestera madrileña. Asi nació el Hong Kong Kong y asi fue el Calimocho elegido bebida oficial. Todavía hoy, el Cali de la vida se prepara al modo tradicional: en bolsa, con Coca-cola auténtica y vino de mesa Avilés; y todavía hoy el Cali nos da la fuerza, el ánimo y la lucidez que necesitamos en nuestra dura misión.

Algunos veteranos de los primeros tiempos como El Mateo, El Nano o El Enao, siguen hoy vinculados a la organización y son nuestra luz y nuestra guía.

En cuanto a los resultados deportivos las actas de partidos y las clasificaciones son prueba de la iniguable trayectoria que el equipo siempre ha llevado. Los grandes hitos conseguidos en la cancha, la mayoría precedidos de un macrobotellón en el parque más cercano al lugar del evento, conforman un patrimonio histórico del que nos sentimos orgullosos.

Actualmente el HKK dispone de dos de las mejores plantillas de su historia en competición, de un gran número de seguidores (algunos de la talla y la solera de Ester, Almudena o Pili), y de este sitio en el ciberespacio, al servicio del público mundial. ¡Únete al HKK y disfruta!

Por Álvaro Afonso